TEMA DE DEBATE: SOSTENIBILIDAD DE LAS GARGANTAS 14


Este verano varios medios de comunicación han expuesto la necesidad de establecer medidas que faciliten a los ayuntamiento la sostenibilidad de las gargantas, tema delicado ya que hay implica la necesidad de buscar un equilibrio que facilite la conservación de un recurso natural que caracteriza a La Vera y el derecho de las personas de hacer un uso racional de las zonas de baño como alternativa de ocio.
En relación contra esta disyuntiva hay que evaluar varios factores: ¿los visitantes que acuden tienen una influencia positiva en la actividad económica de los municipios?; ¿los ayuntamientos pueden afrontar los gastos extraordinarios (recogida de residuos, adecuación del entorno, saneamiento…) que genera un número excesivo de visitantes?; ¿la falta de limitaciones puede poner en riesgo en un futuro próximo un recurso natural sin el que no sería posible entender esta Comarca?.
Este es un tema delicado al que ya se han afrontado en otros territorios con espacios naturales que contaban con una gran confluencia de visitantes, y que ha dado lugar a soluciones diversas todas enfocadas a mejorar la capacidad de las entidades locales de conservar el recurso. Hay localidades que han establecido una entrada (de cuantía reducida) en las zonas protegidas; otras que han limitado las zonas de aparcamiento y cobran por el estacionamiento; algunas establecen limitaciones numéricas…

¿Cuál es vuestra opinión sobre este tema? ¿Tenéis alguna idea que mejore la gestión actual? Esperamos vuestras aportaciones.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + seis =

14 Comentarios en “TEMA DE DEBATE: SOSTENIBILIDAD DE LAS GARGANTAS

  • Nieves

    Las tres: limitación numérica de vehículos, pago por estacionamiento a reinvertir en limpieza y mantenimiento. Habilitar zonas de aparcamiento próximas y que se dejen de encementar caminos garganta arriba.

  • Maite

    Importante limitar acceso, generar recursos que permitan mantener los espacios (por ejemplo pagando por aparcar o acceder a ciertos espacios), y sensibilizar a los visitantes de que la garganta es un espacio natural, no la piscina municipal, ni la playa, por lo tanto merece un respeto. Nunca he entendido a los que vienen a la garganta con la casa a cuestas ( colchoneta de playa, mesas, sillas y demás).Es necesario traerte todo eso para disfrutar de un espacio natural tan limitado?….

  • Rosa

    Hola a [email protected],

    Estoy de acuerdo con Nieves. Este verano ha mantenido reuniones con diversos agentes sociales, vecinos y vecinas, asociaciones para tratar el tema en base a la masificación de la garganta de alardos. Sería interesante conocer los avances y propuestas de ese encuentro.
    Hace años el Ayuntamiento de Madrigal decidió cobrar x estacionar en la garganta. Desde mi punto de vista fue una iniciativa acertada. Contaba con vigilantes q te cobraban e indicaban aparcamiento y otra información q preguntarás
    Creo q pagar x estacionar los vehículos, no x acceder a pie al paraje.

    • ana isabel castaño peralta

      Buenas tardes aqui van algunas de las ideas: limitacion de vehiculos no residentes ….cobrar por aparcar a los no residentes ….cobrar las multas por infringir las normas ….ello dara para poner unos vigilantes que estaran pendientes de la garganta y mejorara la calidad de los asistentes y para cubrir los gastos por limpieza……no podemos permitir encontrarnos a nadie lavandose el cuerpo ni los platos en la garganta ni metiendo los perros y lavandolos ..O LO CUIDAMOS O NOS LO CARGAMOS …MUCHAS GRACIAS

  • Rochamapa

    Entiendo que este es un tema delicado, que posiblemente contará con posiciones confrontadas. Creo que la mejor manera de afrontar esta cuestión es realizar una reflexión sobre el impacto de la masificación en la economía de nuestros pueblos. ¿El número de personas que acuden a las gargantas guarda relación con un incremento de la actividad económica? ¿El perfil de estas personas es el de potenciales consumidores del pequeño comercio, de los bares y restaurantes, de los alojamientos? ¿O por contra es un perfil en el que predomina el bocadillo y la bolsa nevera?
    Las corporaciones locales han de realizar un esfuerzo enorme por adecuar los servicios públicos al flujo de visitantes de las gargantas, un esfuerzo que casi siempre excede de sus posibilidades. Si este esfuerzo no repercute en el sector privado, además de producir una degradación del entorno que natural, símbolo de la comarca, parece obvio que es necesario introducir medidas, la cuales no tienen por qué ir en detrimento del número de visitantes, sino que seguramente repercutirá de manera positiva en la calidad de estos.
    Experiencias desarrolladas en otros territorios demuestran que las personas al pagar una pequeña tasa, pasan de manera inmediata a incrementar la valoración del bien (natural o cultural) que están disfrutando. Y eso conlleva un mayor cuidado en sus actos, lo que facilita y abarata el mantenimiento.
    Por ello creo que es necesario establecer algún tipo de control, y que podrían establecerse un conjunto de excepciones para evitar perjudicar a los vecinos.
    En un primer paso la adecuación de zonas de parking y el establecimiento de tasas de aparcamiento puede ser una buena medida, que ya funciona en otras regiones.

  • Fernando Miguel

    He tenido la paciencia de leer todo lo escrito en esta pagina. Bien seguro que si la situaciòn actual es mala, lo que no he visto, hay que hacer algo. Voy bastante amenudo a bañarme en las gargantas, y, caminando un poco, siempre he encontrado sitios limpios donde me podìa tumbar sobre las piedra y disfrutar de agua clara y preciosa. Lo peor son los coches y el problema que va con ellos. Ahora, ya, daros cuenta, que en España como en muchos paìses, no se sabe muy bien a donde va el dinero y quien lo usa para que. A demàs, al pagar, siempre se penaliza al que menos tiene. ? llegara un tiempo en que tengamos que pagar por el aire que se respira? Y eso de querer limitar el acceso a unos me espanta. ? No serìa mejor prohibirlo, simplemente? Yo propongo que se haga una asociaciòn, o varias, de amigos de la Garganta para encargarse de este bien comùn y que estas asociaciones reciban de los ayuntamientos una habilitaciòn para limpiar y quizas hasta multar. No lo quisiera hacer todo el año pero me propongo para unos cuantos meses cada año con otros compañeros enamorados de la naturaleza.

  • Ernesto

    Estoy de acuerdo en que habría que cobrar una tasa para vigilar y mantener las gargantas.
    No estoy de acuerdo en que los visitantes de las gargantas tengan que gastar dinero en el sector privado. El bocata y la nevera son una opción buenísima, siempre que no se dejen residuos. No podemos vincular el uso y disfrute de la garganta con el consumo de bienes y servicios prestados por el sector privado. De hecho, ¿cuántos de los trabajadores de la garganta de Cuartos son de la Vera? ¿Cuáles son sus condiciones laborales? Creo que los recursos públicos deberían administrarse de forma común. La garganta es de todos y todas, para disfrutarla y para cuidarla.
    También se debería limitar el uso del transporte privado. ¿Creemos que el problema es que no cobramos una tarifa por vehículo? A lo mejor deberíamos desincentivar que la gente se acerque con su coche y hacer que vengan de otro modo (caminando, en bici, en transporte público, etc.). Eso también cambiaría conciencias y la percepción de los visitantes, irían conociendo el lugar, no acarrearían toneladas de sillas, mesas, neveras y colchonetas.

  • Aturive

    Buenos días Paco,

    Desde Aturive hemos intentado tratar este tema con los alcaldes de los distintos pueblos donde se encuentran los principales charcos de baño de nuestra Comarca. Casi siempre ha sido referente al tema del mantenimiento y limpieza que no existe en la mayoría de ellas, o, que si existe es inadecuado, porque no es normal por ejemplo que haya papeleras o puntos de recogida de residuos en las zonas de baño y que por ejemplo pasen a vaciarlos 1 vez al mes o una vez al terminar el verano. Otro tema es el desbroce y limpieza de los caudales de algunas gargantas, que con esto de los naturalistas de dejar todo como esta e historias, no se están dando cuenta que muchas gargantas con los años terminarán desapareciendo o serán apenas arroyos, ya que si no se limpia su cauce en algunos tramos, el agua se filtra y se bebe por las plantas que lo abordan y traspasan y al final esto dejará de ser La Comarca paradisiaca que todos adoramos y queremos que siga siendo. Respecto al tema de la masificación no sabría que decir la verdad, porque me parece algo muy difícil de controlar, son gargantas, espacios abiertos en plena naturaleza, o adaptados al baño en algunos casos, pero no son piscinas como tal, es decir, no son recintos que se puedan cerrar e impedir su entrada, nose, es peliagudo la verdad!!Una posible solución para el tema del mantenimiento y desbroce de los caudales de las gargantas, creo que sería que cada ayuntamiento se encargara como tal de limpiar el trozo que le corresponda al menos 2 veces al año, para que así todo pueda tener un orden y una limpieza beneficiosos tanto para la naturaleza como para las personas

  • Pablo

    Muy buenas,

    Estoy de acuerdo con [email protected] En otras zonas de baño de interés natural, una fórmula que está dando buenos resultados es cobrar por plaza de aparcamiento. Es sencillo y se fomentan otros medios de trasnsporte y el compartir coche. Y no se cobra a alguien por bañarse en el río, que es un poco surrealista.

    Siendo el tema de debate la sostenibilidad de las gargantas veratas y la búsqueda de medidas que faciliten a los ayuntamiento su mejora, podríamos aprovechar y añadir a esta reflexión colectiva otros temas, además de la necesaria regulación de las zonas de baño.

    Muchas de las gargantas, sobretodo en época estival, tienen mucha menos agua de la que les corresponde naturalmente. Esto es debido fundamentalmente a las tomas que se realizan en las gargantas (tanto legal como alegalmente) para suministro de los pueblos, riego de nuevas plantaciones y otros usos varios.

    Las plantas y animales que viven en las gargantas han convivido durante siglos con los usos tradicionales (como las acequias de riego), pero durante los últimos años se ha observado un descenso alarmante tanto de su cantidad como de su variedad. Y esto coincide con un aumento de las extracciones.

    En el Jerte han tenido serios problemas este verano y han salido en la prensa: http://www.hoy.es/extremadura/201509/14/sobran-cerezos-jerte-20150914214755.html
    Y ya en 2011 salieron en el Escarabajo Verde: http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-escarabajo-verde/escarabajo-verde-detras-postal-del-jerte/1107509/

    Yo creo que haciendo un buen uso del agua, podemos compatibilizarlo casi todo.
    Pero podríamos aprovechar para profundizar un poco.
    Tenemos algún estudio del agua que podemos sacar de nuestras gargantas?
    Dónde está el límite?

    Saludos

  • Valentín

    Sería importante controlar las tomas de agua ilegales que hay a lo largo de las gargantas, que inciden negativamente en el caudal de las mismas y, consecuentemente en su limpieza. Para los ayuntamientos es un tema gravoso la limpieza de las zonas de baño, y para mitigarlo, una solución podría ser cobrar una cantidad por los aparcamientos, lo cual supondría la creación de algún puesto de trabajo y hacer frente al mantenimiento de la zona de baño. Creo que la Confederación Hidrográfica del Tajo, tienen alguna responsabilidad, no sólo en cuanto a las captaciones no autorizadas de agua, sino también, en cuanto a la limpieza de los cursos fluviales. La flora de rivera, aun siendo deseable, en no pocos casos, incide negativamente en el curso de las aguas, y a veces provoca desvíos descontrolados y no deseados en época de lluvias.

  • mario angel

    buenas tardes……soy un argentino de 60 años recien establecido en Madrigal de la Vera. Vengo de un pais donde los cuidados son mucho menores que los que encontre al llegar a este pintoresco rincon de España. Yendo de lleno al punto creo que no es cuestion de limitar la cantidad de gente que visite nuestra comarca sino en cambio de la calidad de la misma.
    No estoy haciendo una discriminacion anticipada o regular quien si o quien no podra visitarnos sino por el contrario EDUCAR. Para ello sera necesario implementar cualquier metodo positivo para que los visitantes se encuentren comodos, disfruten, vuelvan y hagan correr la voz de lo bien que lo pasaron. Dentro de estos metodos pueden ser las señalizaciones, tripticos explicativos (impresos) pero sobre todo presencia. De esto ultimo dependeria la implementacion de una capacitacion de personal idoneo para que con su presencia colabore no solo con el visitante sino tambien en la conservacion del medio ambiente, instalaciones, etc. Vaya para todos ustedes un fuerte abrazo y un hasta cuando gusten. Mario

  • MARÍA JOSÉ SOLANO

    Buenos días a todas y todos,
    Desde el Ayuntamiento de Madrigal de la Vera y la Agencia de empleo y desarrollo local del municipio, estamos leyendo atentamente vuestras aportaciones. Sabemos que es un gran problema el mal uso y disfrute de las gargantas, por lo que este debate nos resulta muy útil para enfocar futuras acciones.
    A nivel personal creo que las gargantas, así como el resto de la naturaleza, hay que conservarla y cuidarla con el mayor mimo, educación ambiental para ello y una buena gestión de los recursos. Habría que debatir si nuestros objetivos son económicos o medioambientales. Proteger el entorno no debería plantearse como una opción sino como un deber con nuestra tierra.
    Animo a la participación ciudadana, al asociacionismo y al desarrollo sostenible de los pueblos.