cabecera visitanos

Los Carnavales en Losar

La boda y bautizo del Manolo, recientemente recuperados, junto al tradicional entierro, figuran entre las fiestas de Losar más celebradas y que gozan de más popularidad y atractivo. Los actos tienen lugar entre el domingo y el miércoles de Carnaval.
El Manolo es un célebre malhechor de la localidad que al final de su vida legó sus bienes al pueblo para que le perdonasen las fechorías realizadas. Está representado por un muñeco de cartón y trapo de tamaño natural. En torno a él se desarrollan los distintos acontecimientos de la fiesta: boda, bautizo del hijo, encarcelamiento, juicio, condena a muerte, ejecución y entierro.
El domingo de carnaval, a media mañana, el cortejo compuesto por grupos de mozos y mozas ataviados con sus trajes típicos van a recoger al Manolo. La comitiva se dirige al encuentro de la novia, embarazada. Las calles se llenan de gente que acuden a acompañar a los mozos y mozas.
El casamiento tiene lugar en la plaza de España, con una ceremonia ficticia y grandilocuente. Los vítores a los nuevos esposos y los cantos vuelven a llenar la plaza y calles adyacentes. El banquete de bodas consiste en migas y dulces típicos.
El bautizo del niño, el Manolito, se desarrolla con los mismos personajes por la tarde en la Plaza de España. Tras la ceremonia, se invita a dulces y ponche a todos los asistentes.
El martes, a mediodía, tiene lugar el encarcelamiento; y el miércoles, a las 8 de la tarde, el Entierro. El pueblo se tiñe de tristeza. Las plañideras y lloronas, vestidas de riguroso luto, portan cirios sobre calabazas, entre llantos y sahumerios. El entierro termina con la lectura del Testamento en la Plaza de la Viñuela y con la degustación de perrunillas para soportar el infortunio y reponer las fuerzas gastadas con los lloros y las penas.

|
Adicover

Adicover

Mancomunidad

Mancomunidad

Carlos V

Carlos V

Pimentón

Pimentón

Ecotourspain

Ecotourspain